martes, 17 de julio de 2012

Iconografía de un Rey-niño XV: un retrato anónimo de hacia 1670


Navegando por la Red encontré recientemente este extraño retrato de Carlos II niño que al parecer fue sacado hace poco a subasta por la alemana Galerie Bassenge. Según la propia Galería, el retrato se fecharía alrededor de 1670 pero poco más se dice sobre el mismo. Analicemos pues esta obra:

Es evidente que nos encontramos ante una manera poco habitual de representación de los Austrias españoles, al menos, en lo que se refiere a los retratos oficiales de Corte. Sin embargo, este tipo de representación de la realeza, en la que se hacen muy visibles los símbolos de la majestad, es mucho más habitual en los ámbitos flamenco e italiano en los que se hacía más necesaria mostrar la autoridad de un monarca lejano que hacía generaciones que no pisaba aquellos reinos y más aún en estos momentos de minoridad real.

El retrato nos muestra a un Carlos II de unos 10 años de edad, visiblemente idealizado, con larga melena lacia y rubia, sobre cuya cabeza descansa una corona real. Al cuello luce el collar del Toisón de Oro y sobre sus hombres un manto real. Carlos II lleva también una valona de encaje y por la abertura del manto real se aprecia una armadura.

Por desgracia, y falta de una investigación más profunda, muy poco más podemos decir sobre este curioso retrato.

13 comentarios:

  1. Bueno de lo que estamos seguros es que es S.M.

    Buen verano, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso no cabe duda Eduardo

      Un fuerte abrazo y feliz de verte de nuevo por aquí ;)

      Eliminar
    2. No sé si S.M., podría tener algunas palabras para este personaje:

      http://gelaguna.blogspot.com.es/2012/07/el-hijo-de-dona-catalina.html

      Saludos.

      Eliminar
  2. A mí lo que más me llama la atención es la corona, y no solo por ver al niño-rey coronado, si no por que es una corona de diseño más bien "raro" por lo que alcanza mi vista.

    Saludos y a pasar los calores del verano y los sofocos de los viernes como mejor podamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un amante de la heráldica como tú no podía pasar desapercibido este detalle ;)

      Me alegra muchísimo tenerte de nuevo por este resucitado blog ;)

      Un abrazo amigo

      Eliminar
  3. Ciertamente, me sorprende la corona. Es rara.


    Un abrazo.

    (psss! en el titulo dice "reAtrato")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho me alegra tenerte de nuevo por aquí, corrijo el error ;)

      1 abrazo.

      Eliminar
  4. Bueno, como curiosidad no está mal, e igual por su valor por lo antiguo, pero no dejará de reconocerme que la corona muy bien puesta no está, parece que se vaya a caer, aunque no sabría decir hacia que lado.
    Un saludo. Bienvenido por estos lares blogueros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo DLT el gusto también es mío de tenerte de nuevo por aquí. La corona no dejaba de ser un alegoría del poder.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Porque lo dice la entrada, pero no se parece a Carlos II, ahora diríamos que está retocado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Idealizado pero sí, de Carlos II se trata sin duda.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Desde luego el pintor no tenía a su modelo delante cuando pintó el cuadro. Parece como si quisiera extraer un modelo simplificado del retrato al que le otorga todo su simbolismo a través de la corona, el manto real y el Toisón de Oro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Carmen, se trata de un retrato de baja calidad pero altamente simbólico dirigido a súbditos que jamás verían a su Rey.

      Un beso.

      Eliminar