jueves, 17 de octubre de 2013

Tiempo de exposiciones

Con el otoño llegan nuevas e interesantísimas exposiciones. Aquí os dejo las que más relación tienen con este blog:



1. "Del Bosco a Tiziano. Arte y maravilla en El Escorial" - Palacio Real de Madrid (Septiembre 2013-Enero 2014):

Coincidiendo con el 450 aniversario de la colocación de la primera piedra del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Patrimonio Nacional inaugura una exposición centrada en el ornato artístico de este edificio y en el papel que desempeñaron artistas como El Bosco, Tiziano, Patinir, Navarrete “el Mudo”, Alonso Sánchez Coello, Antonio Moro, Gerard David o Bernard Van Orley.

Gracias a estos nombres y a las obras de arte allí depositadas, el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial se convirtió en el mejor conjunto de arte y maravilla de la España del Renacimiento con el que solo podía competir el Vaticano de los papas del siglo XVII.

La mayoría de las obras de la exposición pertenecen a las colecciones de Patrimonio Nacional y se complementarán con otras procedentes del Museo Nacional del Prado, de la National Gallery de Londres, de la National Gallery de Irlanda, del Museo del Louvre y de la Biblioteca Nacional de España.


2. "Blas de Lezo, el valor del Mediohombre" - Museo Naval de Madrid (19 de septiembre 2013 - 13 de enero 2014): 

Ochenta piezas y un gran apoyo audiovisual recuperan la memoria del marino que defendió Cartagena de Indias frente a los ingleses en 1741.

Invicto en todas las batallas en las que  participó, Blas de Lezo ingresó en la Marina con 15 años y destacó pronto por su coraje y valor.

Con solo 23 años alcanzó el empleo de capitán  de navío. A los 25, quedó cojo, tuerto y manco  por las heridas recibidas en combate, lo que le  valió el apodo del Mediohombre.

Combatió en el Mediterráneo al lado del futuro Carlos III; en el Pacífico, contra los corsarios ingleses y holandeses; y en América, para mantener los territorios españoles.

En 1741, con solo 6 barcos y 2.800 hombres,  defendió Cartagena de Indias enfrentándose a la segunda flota más importante de la historia, formada por 180 buques y 23.600 soldados ingleses.
El desconocimiento de la figura de Blas de Lezo es, también, la mejor baza para abordar con éxito cualquier iniciativa vinculada a él. Su trayectoria y personalidad son tan insólitas y abrumadoras que el anonimato causa asombro entre quienes por primera vez se acercan a su biografía. 



3. "La exploración del Pacífico: 500 años de historia" - Casa de América de Madrid (2 de octubre de 2013 - 2 de febrero de 2014):

La exposición 'La exploración del Pacífico: 500 años de Historia', conmemora el quinto centenario de la llegada de Vasco Núñez de Balboa al Océano Pacífico. Se trata de un proyecto conjunto de la Casa de América y el Museo Naval, que además de la citada muestra consta de un programa complementario de actividades de carácter divulgativo.

'La exploración del Pacífico: 500 años de Historia' está concebida, diseñada y montada por el Museo Naval, que exhibe parte de sus importantes fondos relacionados con el Pacífico en las salas de exposiciones de la Casa de América.

Un auténtico recorrido por la historia marítima de los últimos 500 años es lo que descubrirá el visitante: desde el primer avistamiento europeo del Pacífico (en 1513), hasta la lucha por las islas de las especies con Portugal; de la primera vuelta al mundo, a la ruptura con los mitos y leyendas sobre el fin del mundo una vez traspasados los océanos; del Lago Español a la llegada española a Australia, pasando por el Galeón de Manila.
La muestra también recorre el Pacífico durante la época de la Ilustración, profundiza en los últimos viajes y exploraciones, y llega hasta la actualidad. Todo gracias a numerosas piezas originales (más de 170), como brújulas, mapas, cuadros, maquetas o cañones.



4. "Velázquez y la familia de Felipe IV" - Museo del Prado de Madrid (8 de octubre de 2013 - 9 de febrero de 2014):

A través de una treintena de obras, la exposición Velázquez: y la familia de Felipe IV pretende introducir al espectador en dos temas profundamente interrelacionados. Por un lado, la actividad como retratista desarrollada por Velázquez en los once últimos años de su carrera, y la continuación de esa labor por sus sucesores Juan Bautista Martínez del Mazo y Juan Carreño durante las décadas de 1660 y 1670. Siendo una exposición sobre retratistas cortesanos, también lo es sobre la familia real. De hecho, en 26 de esos treinta cuadros se representa al rey, a su mujer o a sus hijos, cuyas peripecias personales tuvieron una repercusión europea, pues afectaban al equilibrio de fuerzas del continente. La exposición invita a reflexionar, así, no sólo sobre uno de los momentos más brillantes y con mayor personalidad de la carrera de Velázquez y de la historia del retrato cortesano español, sino también sobre cómo este tipo de pinturas se convirtieron en instrumentos de intercambio diplomático, y cómo reflejaban las expectativas que en toda Europa se tejieron en torno al devenir de la familia real.

Cronológicamente la exposición abarca desde la entrada en Madrid de Mariana de Austria como nueva reina (a finales de 1649) hasta su retiro en Toledo en 1677, después de haber dado luz a un príncipe, haber enviudado y haber ostentado la regencia durante diez años. Cuando llegó a Madrid, Velázquez se encontraba en Roma, donde en 1650 realizó una docena de retratos relacionados con la corte papal, que constituyen hitos en la historia del género. A la exposición se traen cuatro de ellos, que permiten documentar lo que hacía Velázquez en un momento en el que debería haber estado en Madrid, retratando a la reina (una de las grandes paradojas de su carrera); y permiten también mostrar hasta qué punto se trataba de un pintor capaz de adaptarse a las diferentes expectativas de sus patronos. La comparación de los retratos romanos con los retratos de busto que hizo de Felipe IV, Mariana de Austria o Maria Teresa revelará cómo en Roma amplió la gama expresiva de

Además, y por lo que mas atañe a este blog, esta exposición contará con numerosos retratos de Carlos II, destacando entre todos ellos, el que puede que sea el retrato barroco más espectacular y aparatoso del siglo XVII español, el de Carlos II como Gran Maestre de la Orden del Toisón de Oro (1677) de Juan Carreño de Miranda, procedente de la Colección Harrach (Museo del Rohrau, Viena).



Hace 300 años se inició un intenso proceso de negociaciones de paz que acabó con la desmembración de la Monarquía Hispánica y estableció un nuevo orden en las relaciones internacionales. La serie de tratados bilaterales firmados en Madrid, Utrecht, Rastatt y Baden entre 1713 y 1715 constituyeron una aportación esencial en el proceso de cooperación y gestión diplomática de los conflictos entre las potencias europeas que perdura hasta nuestros días. Fruto de él fue el establecimiento de una política de equilibro (balance of power) y la aceptación de la diversidad confesional que había en el continente europeo.

La Guerra de Sucesión española (1701-1715) ha sido entendida y explicada en España a menudo como si se tratase de un conflicto civil e interno marcado por el disputado cambio dinástico entre Austrias y Borbones, la supresión de las constituciones y fueros en la Corona de Aragón al instaurarse el nuevo Reino de España y los decretos de la Nueva Planta, la pérdida de Gibraltar y Menorca, el exilio forzoso de los partidarios del archiduque Carlos… Sin embargo, este conflicto tuvo una amplia dimensión europea de consecuencias políticas y económicas globales (norte de África, América…), y por esa razón es considerada como un hito relevante en la historia y la cultura de Europa.

Esta exposición forma parte del proyecto de cooperación internacional «Peace was made here» seleccionado por el Programa Cultura 2007-2013 de la Comisión Europea. Entre sus actuaciones, destacan la organización de un ciclo expositivo iniciado en el Centraal Museum de Utrecht (Abril-Septiembre de 2013), que proseguirá en Alemania en el Wehrgeschichtliches Museum de Rastatt (Marzo-Junio de 2014), y se asociará finalmente a la muestra ofrecida en Suiza por el Historisches Museum de la ciudad de Baden (Septiembre de 2014 a Enero de 2015). 

7 comentarios:

  1. Interesantísimas exposiciones que nos informa V.M. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. En Madrid siempre tienen lugar exposiciones de lo más variado que hacen imprescindible una escapada de fin de semana para abarcar unas cuantas al mismo tiempo. Por lo general acabo en el Museo Thyssen, Prado, Palacio Real, Caixa Forum o Fundación Mapfre, donde tienen lugar las muestras de pintura y arte en general, pero las dedicadas a Blas de Lezo en el Museo Naval y a la Paz de Utrecht en la Fundación Carlos de Amberes me hacen cambiar de objetivo para una próxima visita.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar