lunes, 12 de septiembre de 2011

El gobierno de España lo permite


Muchos piensan o pensamos que España es una nación libre y democrática, donde priman los derechos y las libertades individuales. Puede que esto sea cierto (con todas las imperfecciones democráticas) en la mayoría de los lugares, sin embargo, hay dos territorios, don comunidades autónomas, en las que por desgracia esto no es así. No creo que descubra nada nuevo si cito al País Vasco y a Cataluña, la primera gobernada por una terna de terroristas metidos a políticos y legalizados in extremis para conseguir un apoyo parlamentario de los que todos sabemos; y la segunda a la que dirigen un grupo de neo-fascistas llamados nacionalistas catalanistas.

Veo estos días con tristeza y, porqué no decirlo, rabia como en Cataluña, una Cataluña que los últimos 7 años se ha radicalizado ante la connivencia de un gobierno débil, se privan los derechos más básicos del ciudadano. Se obliga a la mayoría de los niños, adolescentes y universitarios a estudiar en "lengua" catalana, privándoles del derecho a educarse en castellano. Se les obliga, por tanto, a un provincialismo y un encajonamiento laboral futuro ya que éstos no podrán expresarse adecuadamente en la lengua mayoritaria y oficial de España y, recordemos la segunda más hablada del mundo tras el chino mandarín.

Es obvio que Cataluña cuenta con un gran bien cultural como es la "lengua" "idioma" o "dialecto" catalán (elijan la definición que más le guste a cada cual según los tecnicismo oportunos), y que esta debe conservarse como tal, pero jamás imponerse por ley. Cada familia debe ser libre de educar a sus hijos en el idioma que crea oportuno y siempre que la otra lengua venga aprendida de manera paralela. Además, aquellos que decidan con buen criterio estudiar en castellano deben ser respetados y no castigados por ello (me vienen a la cabeza las multas por poner carteles en castellano en las tiendas).

No hace ni dos días que volvimos a ver en esa farsa que es la Diada de Cataluña, en la que se dejan flores en el monumento de uno que acabó siendo un felipista convencido que murió cómodamente en Cataluña, mientras miles de exiliados austracistas las pasaban canutas en el exilio, la quema de banderas españolas y de retratos de S.M. el Rey. Pues bien, esta quema de banderas permitida sin ningún castigo ni pudor por el gobierno de España, simboliza la quema de las libertades de un pueblo oprimido como es el castellano-parlante catalán, que ve desesperado y con dolor como aquellos que deberían defenderle hacen la vista gorda y aplauden a sus socios nacionalista por un mísero puñado de votos...

Quizás haya llegado el momento de dar un golpe encima de la mes ay decir basta a esta barbaria. Quizás haya llegado el momento de acabar con esa herida que desangra a España y que se llaman CCAA...quizás haya llegado el momento de que nos demos cuenta de hasta dónde hemos llegado.

Desde aquí quiero dar todo mi apoyo a todos aquellos catalanes que ven reprimidas sus libertades educativas, culturales y lingüísticas.

PS: en breve este blog volverá a sus derroteros históricos.

13 comentarios:

  1. Bueno, pues la verdad que en Cataluña y el País Vasco, cuando voy de turista, reconozco que soy diferente que en el resto de España. Me falta la espontaneidad de poder decir lo que pienso en libertad, y reconozco que, a veces, muy pocas, se me han puesto tontos un número minoritario de imbéciles, lo suficiente para llevarte una mala impresión y algo de tensión.
    Tengo que decir que, la mayoría es gente normal. A veces he hablado allá y me ha extrañado su aprecio por Madrid en general y cómo se extrañaron de que al ir a Madrid se les trató como reyes a catalanes y vascos.
    Te puedo asegurar que esos (...) son una minoría, tan minoría como aquí los de signo contrario, es decir los anti catalanes y anti vascos. Mucha gente de allá se avergüenza de ellos como yo me avergüenzo de los (...) de aquí, pues como allá, lamentablemente hay unos pocos que joden a la mayoría.
    Saludos Majestad.

    ResponderEliminar
  2. ¡Completamente de acuerdo contigo, Carolus!
    Gracias por escribir lo que otros pensamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Exaltados ha habido siempre aquí y en todos lados. El problema como bien dice, son unos politicuchos de mierda que venden a su madre y al bien común para mantenerse en la silla de los privilegios y prebendas.
    La prueba más palmaria la tenemos con el Zapatero que se va a su casa. Un tipo que jamas ha trabajado como el más común de los mortales. Si no tienen pensamiento de Estado, menos lo van a tener ante estos problemas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mira, Carolvs, hoy en día lo que sucede en Cataluña y País Vasco es de muy dificil solución, quizá la única sería un bisturí como los usados en las guerras para atajar las gangrenas.

    Ambos territorios tienen una población que por causa del Pujolismo y del Arzallucismo han crecido con cultura, educación y mentalidad de ser tierras invadidas.
    Lo de que hay buena gente es como decir que en Afganistan no son todos terroristas.

    Cuanto más tiempo transcurra, mucho peor va a ser el problema porque las sociedades de ambos Territorios cada día se talinibizan más por la educación y formación que reciben a diario.

    Las generaciones de dentro de una década van a ser de las convencidas de que España es como una Gran Bretaña en Nigeria.

    ResponderEliminar
  5. Coincido con Juan descerebrados los hay en todos lados. En cuanto al papel del gobierno actual es como el que venga después; mira por sus intereses partidistas, estos por la "aritmética" parlamentaria y a los otros les interesa tensar la cuerda en demasía ya que tienen asumido que en el País Vasco y Cataluña no es que saquen demasiados votos y tensando esa cuerda con los nacionalistas ganan votos en el resto de España, es más esta tensión de cuerda también beneficia, en mi opinión, a los nacionalistas en sus territorios... un tema complicado pero que en el que se podría avanzar si los dos grandes partidos, primero dejaran de ser tan grandes y segundo si dejaran de mirarse solo a su ombligo y a sus intereses

    ResponderEliminar
  6. Niego la mayor, no lo permite, lo jalea e incentiva.

    Ya lo dije, referéndum sí, pero una sola vez y a acatar el resultado y cerrar las bocas, saldría NO, seguro. Una Cataluña o Vascongadas no tienen recorrido, salvo que el gobierno central esté compinchado y no les vete en organismos internacionales.

    Me parece gracioso eso de la autodeterminación, cuando está claro que es para colonias, dudo que Cataluña sea una colonia, y como matizó la ONU para evitar estos líos, dijo que la "colonia" debía estar muuuuuuu alejada de la metrópoli.

    Un sin sentido, lo dicho, referéndum y se acaba la tontería, o el ejército, que tampoco estaría mal y a mí no me asusta.

    ResponderEliminar
  7. Hola Carlovs, hace tiempo que no me pasaba por ningún blog, pero espero que eso cambie pronto y vuelva también a publicar en el mio con normalidad.
    Estoy completamente de acuerdo en todo lo que dices, a día de hoy el castellano, es lengua oficial en estas comunidades autónomas igual que el vasco y el catalán, y es una autentica vergüenza no tener el mismo derecho a utilizarla que cualquiera de los otros dos idiomas mencionados.
    Saludos =)

    ResponderEliminar
  8. En mi opinión, todo es un problema de comida. Las cocochas al pil.pil y las mongetes amb butifarra, han hecho pensar a esas regiones españolas que son superiores a las demás.

    ResponderEliminar
  9. Con todos mis respetos, con comentarios como el del señor Tallagorri no me extraña que los "periféricos" nos sintamos así con los del "centro".

    Condeno algunos de esos actos que denuncias pero como "periférico" que me siento porque así me lo han hecho sentir los del "centro", creo que se recoge todavía parte de lo que durante muchos años se sembró. No entraré en vivencias personales sobre temas tan simples como la lengua porque no merece la pena...

    Blogger no me ha dejado publicar en tu anterior post, y me da rabia porque me lo había currado jajajaja, pero argumentaba en favor de lo que ha dicho DANIEL y como te dije el año pasado, creo que la manipulación de la historia es algo completamente natural y que todos usan en su favor, lamentablemente. Naturalmente, los del "centro" no saben lo que es no tener un Estado que les respalde. No me extiendo, que mi médico no me recomienda estos excesos jajajaja

    Hay que ver los sentimientos que despiertas, querido Alberto, cuando te da el virus del 11-S catalán jajajaj.

    Una abraçada (en catalán de València) per a totes i tots.

    (A esto no se hubiese llegado con la República)

    ResponderEliminar
  10. Pienso como Juan que son una minoría de descerebrados. La mayoría son gente normal, preocupada más por llegar a fin de mes que por aventuras independentistas.
    Con este gobierno (y con los anteriores también. No olvidemos que Aznar decía que "hablaba catalán en la intimidad" y que ETA era el movimiento de liberación vasco) las minorías nacionalistas han tenido en sus manos la llave de la gobernabilidad de España en los casos en que no había mayoría absoluta. Habría que reformar en primer lugar el sistema electoral, esa Ley D'Hondt tan injusta y que tanto daño sigue haciendo. De todas formas, es lacerante que los dos grandes partidos mayoritarios no sepan nunca ponerse de acuerdo en temas trascendentales para España y los españoles, solo meterse el dedo en el ojo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Si cuando digo que odio la política ...es el verdadero cáncer de la sociedad. ¿ No es más fácil convivir en armonía respetándonos los unos a los otros y desterrando tanto odio sin sentido que no lleva a ninguna parte, si todos navegamos en el mismo barco?. Y este barco nuestro se llama planeta Tierra y todos somos ciudadanos del mundo. ¿ Qué es una bandera o un territorio ? Pues no es más que un pedazo de tela y un pedazo de tierra, así como lo siento. He nacido en un determinado lugar y hablo una determinada lengua, pero disfruto con la diversidad de culturas y las lenguas autóctonas de cada comunidad de este país mío, porque la cultura siempre enriquece. Me gusta llevarme bien con todo el mundo, independientemente de su lugar de origen, y no tolero que los políticos de turno, con mentalidad retrógrada o neofascistas, lo mismo da la izquierda radical que la ultra derecha ( todos son los mismos lobos con diferente collar), pretendan lavarme el cerebro. En fin ... no sirve de nada alterarse, a mi que me dejen vivir en paz.

    Un abrazo Majestad, aunque no le deje muchos comentarios, le leo.

    ResponderEliminar