miércoles, 28 de julio de 2010

MANIFIESTO PRO-TAURINO

Escena de tauromaquia de Pablo Ruíz Picasso


Hoy hemos sido testigos de como el Parlamento de Cataluña prohibía las corridas de toros (algo que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2012). Este hecho constituye, sin duda, una de las más grandes violaciones de la libertad democrática que el pueblo catalán y español ha podido contemplar en los últimos tiempos. Se borra de un plumazo una tradición milenaria gracias a unos pocos votos de una serie de mendrugos políticos independentistas catalanes con ideas fascistas, sí fascistas, pues esto es un hecho más que se suma a la larga, larguísima, lista de hechos antidemocráticos que en los últimos tiempos se están llevando a cabo contra el pueblo catalán por parte de estos señores que constituyen lo que suelo llamar FASCISMO-CATALANISTA.

¿Por qué fascismo? Fácil. Como sabréis, la base intelectual fascista plantea una sumisión de la razón a la voluntad y la acción, un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas que conducen a la violencia contra los que se definen como enemigos por un eficaz aparato de propaganda…como podéis ver algo muy, pero que muy parecido a lo que los políticos catalanistas (que no catalanes) están llevando a cabo.

Señores, no nos engañemos, las corridas de toros no se prohíben por un acto ecologista o de defensa de los animales, sino por constituir una tradición que los independentistas consideran ESPAÑOLA, sin saber que igualmente es una tradición milenaria CATALANA, y sin saber, o mejor dicho, sin querer saber, que Cataluña es uno de los territorios españoles más taurinos. Esta tesis viene reforzada por el hecho de que esta ley emanada del Parlamento catalán en el día de hoy no prohíbe los llamados “correbous”, es decir, esa especie de San Fermines que se celebran en los pueblos costeros catalanes y en los que al final el gentío tira al toro al agua (véase el artículo sobre el tema de El País: "¿Y los “correbous”?), por ser esta una tradición considerada catalana por los hipócritas independentistas.

Una acción de tal índole como es prohibir una tradición milenaria que emplea a miles de personas (aquí entra también el tema de la crisis y de la futura desocupación de los trabajadores del mundo del toro catalán) debe ser aprobada por REFERÉNDUM, pues la democracia es el gobierno del pueblo, y es el pueblo quien debe decidir sobre tan magnas consideraciones y no un grupo de fascistas resentidos que no miran con lógica y razonamiento el tema, sino con odio hacia lo español (ojalá mostraran ese mismo odio hacia el dinero que los españoles pagamos con nuestros impuestos y que es el que paga sus sueldos de senadores y diputados). Si el referéndum dijese NO a las corridas, sería esto un hecho respetable y emanado del pueblo ante lo que nadie podría oponerse…

Señores, este blog y quien los escribe, grita NO AL FASCISMO-CATALANISTA y SI A LA LIBERTAD DEMOCRÁTICA DEL PUEBLO ESPAÑOL Y CATALÁN, EN PARTICULAR.

Aquí una canción de un catalán ilustre, Joan Manuel Serrat, cantando a la libertad que puede hacer reflexionar a muchos: http://www.youtube.com/watch?v=grdTe5IZqkY


CAROLVS II


PD: Si queréis leer mi última entrada sobre el Tratado de Lisboa de 1668 podéis pinchar aquí.

25 comentarios:

  1. Hola,
    ¿¿¿Los canarios hicieron los mismo en 1991??. Vaya, yo que pensaba que era la segunda C.C.A.A que lo prohibía...
    Saludos!.

    ResponderEliminar
  2. Si, pero los motivos son bien distintos en esta ocasión, aquí prima lo político y es eso lo vergonzoso...

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  3. Como catalán que soy estoy muy de acuerdo. Soy antitaurino, pero esto que se ha votado en el parlament, no se hace por amor al toro, es algo puramente político, una blasfemia. Yo creo que se tendria que hacer como en Portugal, no matarlos.

    ResponderEliminar
  4. Soy antitaurina, y espero que no te ofendas con esto que voy a decirte pero en mi opinión esto no atenta contra la libertad, porque ¿que pasaria si esto en vez de a un toro se le hiciese a cualquier otro animal?. Ya no seria la fiesta nacional, seria un maltrato, a mi me parece que ningun animal, sea un toro, una vaca o un cocodrilo tiene que ser humillado y torturado de esa manera tan salvaje y cruel, lo que hoy se ha hecho en Cataluña me parece un gran paso para la evolución en general, y es una verdadera pena que este asunto se este politizando de esta manera.

    ResponderEliminar
  5. Wizard: como digo, todo es respetable pero si se hace desde la legalidad democrática...yo soy taurino, pero si emana de la mayoría democrática lo acataría sin rechistar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Todos podemos hacer lo que queremos... esta clase de decisiones las toma el pueblo, no esos monigotes.

    Por lo visto en toda Hispanoamérica el Parlamento es un porqueria,cada vez admiro mas la Camara de los Lores.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gema: no me enfado, estamos en un país libre, o eso espero, cada uno puede pensar lo que quiera. Yo critico las formas por las que se ha efectuado tal prohibición, es decir, sin contar con el pueblo y por motivos políticos de odio hacia lo español...si emanase de un referéndum como digo a Wizard nada habría que criticar...

    ...en cuanto a la segunda parte de tu discurso tengo que alegar que el toro bravo viene criado para la corrida, de los contrario se extinguiría, es lo mismo que suecede con vacas, cerdos, pollos, etc...pero la diferencia es que el toro viene tratado al cuerpo de rey y con gran cariño hasta el día de la corrida en el que se sacrifica (para después vender su carne) como sucede con el resto de animales que encontramos en la carnicería, a diferencia de que éstos viven en sucias granjas, con una triste vida basada en piensos y todos apelotonados...

    Saludos y gracias por tu opinión.

    ResponderEliminar
  8. Mathías: así es, toda decisión de importancia debe emanar del pueblo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Estoy contigo amigo, el pueblo ha de elegir.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡PROHIBIDO PROHIBIR¡¡¡ ESO ES LA MÁXIMA.

    Si son los toros, el mus, el sexo, o el rock and roll...da lo mismo...NO SE PUEDE PROHIBIR..por sistema.

    Y, aunque me gustan la fiesta de los toros, pero es una fiesta del pasado... Ahora, NO a la fiesta de los toros...pero PROHIBIR...NUNCA

    ResponderEliminar
  11. Mangeles: así es, prohibido prohibir, se prohibe aquello que el pueblo en mayoría no desea.

    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  12. Dentro de poco van a prohibir el cante hondo en Cataluña. Es que tiene una íntima relación con las corridas de toros y, además, es typical spanish.

    ResponderEliminar
  13. Bwana: las pòximas prohibiciones pueden ser el cante "jondo", la tortilla de patatas y el jamòn ibérico...la razòn y justificaciòn serà las misma que con los toros: son una costumbre española.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Bueno es prohibición, lamento decirte ha sido tomada de una manera democrática os guste o no, ha sido tomada en el parlamento catalán. E
    Encuestas realizadas por Demoscopia a petición de ADDA y WSPA, demuestran que la mayoría de los ciudadanos de Cataluña (73%) están de acuerdo en que el Parlament suprima las corridas de toros.

    Por otra parte creo que es muy triste, que se diga que un animal ha nacido para "morir" de esa manera, muchos otros animales, no tienen ninguna "utilidad", nosotros mismos lo humanos somos animales nos guste o no, los toros de lidia no se extinguirian, vivirian igual que viven lo perros gatos, cocodrilos camellos y muchos mas animales.

    ResponderEliminar
  15. Yo me declaro taurino. Y debo decir que antes no lo era. Empecé a entenderlo y a apreciarla cuando me aficioné a ver tertulias sobre el tema, las típicas tertulias en las que analizan la corrida. Aprendí mucho. Sobre todo, a entender el arte. Y cuando sabes más sobre algo y no te quedas en la simple apariencia, puedes valorarlo mucho mejor.

    ResponderEliminar
  16. Gema: como te digo, de ser asì y de haberse hecho un reféndum como la democracia manda, no tendrìa nada que decir...

    ...de todas formas en cuanto a la extinciòn, el tor de lidia sin corrida desaparecerà en masa y se convertirà en animal de zoològico ya que perderà su utilidad econòmica para el hombre, y como se sabe el toro no es un animal salvaje como el cocodrilo o el elefante, sino un animal doméstico como el cerdo, la vaca o el pollo.

    Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  17. En primer lugar decir que soy catalana. El prohibir los toros no lo han decidido cuatro independentistas; se ha votado en el Parlament y en la votación han participado todos los grupos políticos de todos los colores. A ese Parlament lo hemos elegido democráticamente todos los catalanes.

    En Canarias hace años que se prohibieron los toros, pero claro si lo prohibimos los catalanes somos unos fascistas. La fiesta de los toros es una salvajada. Maltratar cruelmente a un animal sea cual sea es de cafres. No tiene nada que ver que la costumbre sea española o no, no se ha votado con ese criterio por mucho que os empeñéis en verlo así.

    Personalmente me parece muy bien que se prohíban las corridas de toros. El resto de España debería seguir el ejemplo de Cataluña y Canarias.
    Porque al toro no es que se le sacrifique (también se sacrifica a los pollos que nos comemos), es que se le tortura cruelmente. ¿Eso es cultura? ¿eso es arte? También es tradición milenaria que en Irán lapiden a la gente ¿a que eso no nos gusta?

    En fin, yo creo que es lo mejor que ha hecho el Parlament de Cataluña en años.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Inisfree: una teorìa muy sana, el saber te da muchos puntos...sin la lidia, el toro desaparcerà porque es animal doméstico con fines econòmicos, sin el fin el econòmico desaparece, lo harà también el animal...pues éstos no pueden vivir en libertad, como no lo pueden hacer los cerdos o las vacas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Kassiopea: como he dicho a Gema, no criticarìa la decisiòn de haberse hecho por referendum que es lo que se necesita en estos casos en una democracia avanzada como la española...

    ...que estés de acuedo (algo que es absolutamente respetable, faltarìa màs) no quita, y creo que no lo puedes negar, que al menos tres grupos polìticos no lo han hecho por amor al ecologismo, sino por ser considerada una costumbre española...por desgracia es un tema que no se ha hecho desde la razòn, sino desde el odio trasns-regional de los independentistas y eso es lo que hace insano esta decisiòn...

    ...y algo muy importante, no se dice que los catalanes sean fascistas, sino los independentistas que no respetan al resto de la ciudadanìa...esta no es una entrada contra lo catalàn sino contra la sin-razòn de estos polìticos de tintes como digo fascista y no democràticos que actuan desde el odio y no desde la razòn...

    ...repito no tiene nada que ver con el pueblo catalàn en su mayorìa, lo de la elecciòn del Parlamento es otro tema que no entro a tratar pues no es el lugar, pero para mì es una verguenza que grupo minoritarios puedan pactar u hacerse con el poder, en Cataluna y en el resto de Espana...se necesita con urgencia una reforma electoral.

    Gracias por tu opiniòn, màs interesante aùn pues lo haces desde el "frente de batalla".

    ResponderEliminar
  20. A mí no me gustan los toros. No lloro porque los prohiban. No me afecta. Sí me afecta la mala leche de los políticos que hacen bandera de esto. Especialmente la de los nacionalistas que usan esto para dar en las narices a España. El nacionalismo es una enfermedad que puede hacer mucho daño. Por otra parte, yo no soy quién para prohibir nada. El que quiera ir a los toros que vaya. El que no quiera, que no vaya. A mí nadie me obliga.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Cayetano: has captado la esencia de lo que querìa decir, el problema es la politizaciòn que se ha hecho del tema porque los "borebous" y los tors embolaos no se prohìben por estas "tradiones catalanas", ahì reside la verguenza del tema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. * no borebous, sino "correbous"...perdon por el lapsus

    ResponderEliminar
  23. La deriva nazionalista en Cataluña ha llegado a una de sus cotas máximas.
    La prohibición de los toros - que nada tiene que ver con un supuesto maltrato a los animales, sino con un intento de desespañolización de cualquier nexo que forme parte del acervo cultural común - supone una declaración de guerra formal, un puente de playa de la cada vez más cercana proclamación independentista al modo y manera de Companys en 1934.

    Ya no es el simple acoso y persecución contra los castellanos parlantes, a los que dentro de poco les impondrán un brazalete amarillo con una "ñ" bordada, sino que estamos ante una demostración de estalinismo propiciado por ese Zapatero que ha dado alas a los nazis con barretina, hasta el punto que la prohibición es el método elegido para cercar la cada vez más menguada libertad de los ciudadanos.

    El zapaterismo no sólo ha hundido economicamente este pais y ha llenado las oficinas del INEM con 5.000.000 de parados,los comedores de Cáritas con un millón doscientos mil dramas diarios y nuestras calles con 9.000.000 de pobres, sino que además ha demolido la Constitución y volado por los aires la unidad nacional.
    Acabaremos mal.
    Muy mal.

    ResponderEliminar
  24. Natalia: comparto lo que dices sobre el independentismo catalàn, una continua agresiòn a los derechos y libertades del pueblo catalàn castellano-parlante y catalàn-no independentista que constituyen las mayorìa del electorado como demuestra el hecho que de ser al contrario, el Principado serìa desde hace mucho independiente...pero esta gente no atiende a razones ni lo harà màs, es el pueblo quien debe hacer la revoluciòn para liberarse de ese yugo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Hola!! Yo me alegro muuuucho de que se haya aprobado la prohibición; sólo hay dos cosas que me disgustan... 1.que la prohibición no se extendiese a toda España, y 2, que muchos pretendan darle un tinte meramente político, cuando se trata de maltrato animal, en Cataluña y en todas partes.
    Un beso,

    ResponderEliminar