viernes, 20 de mayo de 2011

"España Defendida" - Francisco de Quevedo

La actual situación de revueltas en la Puerta del Sol de Madrid me está impidiendo publicar con la frecuencia que quisiera pues cada día me paso por allí para ver que se "cuece" e intentar hacerme una idea independiente de medios de comunicación y partidos políticos (la opinión me la guardo pues no es éste un blog político), aún así espero publicar la que probablemente será la última entrada sobre la biografía del Cardenal-Infante este fin de semana. De momento os dejo este poema de don Francisco de Quevedo perteneciente a su obra la la “España defendida” (1609), que viene muy a cuento en estos días:


Miré los muros de la patria mía,

si un tiempo fuertes, hoy desmoronados,

de la carrera de la edad cansados,

por quien caduca ya su valentía.

Salime al campo, vi que el sol bebía

los arroyos del yelo desatados,

y del monte quejosos los ganados,

que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa; vi que, amancillada,

de anciana habitación era despojos;

mi báculo más corvo y menos fuerte;

Vencida de la edad sentí mi espada

y no hallé cosa en qué poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.


25 comentarios:

  1. Hermoso soneto, amigo.

    Sabìas que Quevedo inventò lo hoy llamado "Calambur"?

    Es una construcciòn que tiene distintos significados, segun unas las sìlabas.

    Le dijo a la reina algo asì : "...entre el jazmìn, o la rosa,/su majestad ESCOJA!"

    Le dijo renga a la reina, sin que le pudieran decir nada.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Lo que está pasando en la Puerta del Sol se veía venir, Carolus. De hecho creo que es un movimiento sano para la democracia, sin el que se podría decir que la sociedad está dormida. Otra cosa es que todo lo que se pide allí caiga en algún saco que no esté roto. Ojalá estuviera por la Puerta del Sol para poder ver con mis propios ojos, como haces tú todos los días. Es una ocasión para no perdersela y es normal que dejes el blog para otro momento.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es que no hemos sabido responder a tiempo. Hemos estado ciegos, permitiéndoles a TODOS LOS POLÍTICOS vivir a sus anchas, sin nadie que les reprenda, ni le diga si está bien o está mal. Grandes sueldos, viajes bien pagados, chofer y vehículo oficial, personal de servicio...y corrupción y chanchullos.
    Y mientras los parados que no tenemos la culpa, lo vemos , y pasamos, hasta que se nos hinchan las narices,y pasa lo que pasa. El Pueblo habla...
    Perdona, pero hay cosas que te sacan de las casillas, Alberto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Acertado el poema amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Le veo a usted muy pesimista. Bueno, piense que en tiempos de Quevedo también su patria se caía, y mil veces más volvió a levantarse. Las crisis pasan, y la prosperidad vuelve. Seguro que será así de nuevo.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Había gente ilusionada con eso, y realmente hace falta una reacción, pero no así, ten en cuenta que los "alternativos" y los izquierdosos piensan que tiene el monopolio de las manifestaciones y las protestas contra el poder (especialmente si este no es de izquierdas), por eso, cada vez que ocurra algo de esto tardarán cero coma en apropiárselo y desviarlo a sus dircursos repetitivos y anacrónicos.

    Otra vez será... y mira que hace falta.

    ResponderEliminar
  7. Esta tarde-noche he pasado por la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Es bastante grande. Estaba a rebosar de gente. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué dirán las urnas?. Pronto lo veremos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Aporto otros versos que también vienen a cuento :
    "No he de callar por más que con el dedo,
    ya tocando la boca o ya la frente,
    silencio avises o amenaces miedo.

    ¿No ha de haber un espíritu valiente?
    ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
    ¿Nunca se ha de decir lo que se siente? "-Quevedo -

    ResponderEliminar
  10. Abundando más en Quevedo y siguiendo también a Carmela, había por ahí otros versos que decían algo así: y el pueblo doliente llega a recelar, no le echen gabela sobre el respirar.
    El soneto de Quevedo es uno de sus mejores poemas: la decadencia de España que corre paralela a la decadencia propia por la edad.
    Creo que estos jóvenes de Sol -kilómetro cero desde donde hay que empezar- están dando un ejemplo de entereza y civismo, aunque algunos medios digan que son okupas y otras lindezas que no se ajustan a la realidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Certero y mordaz Quevedo siempre, siempre. Suerte la tuya de poder ver in situ lo que ocurre en el epicentro del país: la gente no sólo está indignada (como dice Hessel), está cabreada, tela de cabreada. Estamos todos al loro. Abrazos. Majestad.

    ResponderEliminar
  12. No ha sido bueno el pesimismo para España aunque, la verdad, las cabezas más lúcidas de nuestra Historia no han sido, precisamente, optimistas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Amigo Carolus, se me plantean tantas dudas con esta manifestación...
    La base sobre la que basan es muy razonable, nuestra clase política se merece un pescozón. Pero temo que todo esto sea aprovechado por otros que permanecían agazapados y olvidados y entonces sacando del cajón del olvido sus discursos ya más que masticados todo esto se desvitúe y acabe siendo el típico discurso de la izquierda progre.
    Espero ilusionado, que todo esto sirva para algo, pero que no acabe desvirtuándose, perdiendo su sentido original y que algunos perros viejos acaben favorecidos por este nuevo sentimiento.

    Un abrazo Carolus :-)

    ResponderEliminar
  14. Gaucho: menudo era Quevedo, capaz de llamar coja a la mismísima Reina...muy interesante lo que me cuentas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Carmen: yo también pienso que todo caerá en saco roto, sobre todo después de lo que vi ayer. Aquello se ha convertido en un campamento hippie que ha perdido el espíritu de lucha y las ideas políticas, un circo de talleres de manualidades, huertos, etc...una pena, pero al menos valió la pena haberlo intentado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Javier: tú lo has dicho, hemos aguantado hasta que se nos han hinchado las narices ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Madame: no soy pesimista de la juventud española, sino de nuestras instituciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Isra: en muchas ocasiones en así como dices, pero en esta la cosa ha ido evolucionando desde un popurri de derechas e izquierdas contra la actual situación hasta el circo hippie en que se ha convertido...para mi la cosa ya se ha acabado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Desdelaterraza: me alegra que la cosa se haya extendido a la capital del Turia ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Eduardo: pegado a la tele estoy...aunque parece ya bastante claro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Carmela: excelentes versos que plasman el sentir de la juventud española.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  22. Cayetano: si lees entre líneas no me refiero a los jóvenes sino a unas instituciones y a unos partidos anquilosados y corruptos ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Pedro: muy de acuerdo contigo, estas cosas suelen ser aprovechadas por la izquierda progre, por eso era sorprendente que los primeros días hubiese gente de todo tipo y no viésemos las anticonstitucionales banderas tricolores...ahora, después de 5 días, la cosa se ha convertido en un campamento hippie...un mero circo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Típico, por cá temos o mesmo tipo de "artolas", aqueles que não conseguem ganhar eleições nas urnas, tentam tomar o poder através da rua.

    ResponderEliminar